Franz Jones, DO

beneficiario de visa de empleo

Franz Jones

el conocimiento para lo que se necesitaba, pero también la experiencia, el deseo, y la paciencia para trabajar hombro a hombro y finalizar el trabajo.

 

Hubo un tiempo en el proceso de solicitud migratorio donde era necesario una entrevista en persona. Sin embargo, mi horario de trabajo no me permitía la oportunidad de viajar a Indianápolis a entrevistarme con John y su equipo.

 

Recuerdo muy vívidamente que una noche, para mi sorpresa, John aceptó manejar por más de una hora para encontrarse conmigo. Nuestra reunión duró más de una hora y en todo, John fue meticuloso en explicar el proceso exacto para completar todo el papeleo necesario y asegurar que mi proceso saliera sin ningún sobretiempo. Afortunadamente así fue.

 

A través de los años he referido a muchos amigos y colegas de trabajo a John y su equipo en Broyles Kight & Ricafort. Su capacidad, conocimiento, profesionalismo, y atención a los detalles van más allá de comparación.

 

En mi tipo de trabajo, nos enfocamos en mantener a nuestros pacientes informados en cada paso del proceso con la finalidad de alcanzar su completa satisfacción. Con mucha gratitud en el corazón le agradezco a John y su equipo, por transmitir los mismos valores y haber sido un instrumento para poder alcanzar mis sueños de practicar medicina aquí en los Estados Unidos.

E

n el 2007, nosotros supimos lo que queríamos pero no sabíamos exactamente como obtenerlo. Así fue como decidimos trabajar con John y su equipo. Desde la primera interacción, fue claro que John no solo tenía

Ricardo Valencia Pichardo

recipiente de la residencia a travéés de un perdón + ciudadano naturalizado

Ricardo Valencia Pichardo

S

iempre que tenemos alguna pregunta, hablamos a ustedes y ustedes contestaron el 

el teléfono. Si no, regresaron la llamada muy rápidamente. Contestaron las preguntas siempre.

 

Vivimos en Virginia y aunque su oficina está en Indianápolis, todo salió bien. Comunicamos por teléfono y email y no hubo ningún problema.

 

Yo se les recomendaría porque desde el principio van a hablar con la verdad. Le van a decir la verdad de lo que puede pasar en su caso. No le van a decir otra cosa que sea mentira.

 

Ahora que tengo la ciudadanía, creo que sí valió la pena. Es un orgullo, una satisfacción muy grande.  Ahora yo puedo hacer muchas cosas. Tengo un trabajo mejor.

Vanessa Ibáñez

esposa de Juan Carlos Ibáñez Luna, beneficiario del programa del perdón provisional recibiendo una tarjeta de residencia.

Vanessa and Juan Carlos Ibanez

seguro social. Ahora está estudiando para poder obtener una licencia de conducir válida y así un mejor trabajo. Esto era lo que nuestra familia necesitaba. Todo lo que hemos hecho y pagado, sé que valdrá la pena.

John sabía lo que decía. Él obviamente tenía experiencia ya que se especializa en esto. Los abogados toman lo que hacen seriamente pues realmente desean ayudar. Quieren hacer que el proceso sea fácil para los clientes.

Cada vez que tenía preguntas, podía llamar y hablar con alguien acerca de mis dudas.

Para mí, ir a ciudad Juárez era algo serio. Estábamos un poco asustados. Tuvimos una reunión con Erika antes de viajar y justo ella había regresado de Ciudad Juárez. Al escuchar toda la información de los lugares que había visitado, clínica médica entre otros, lo hizo más fácil para nosotros. Si no hubiera sido por esta reunión, creo que mi esposo y yo nos hubiéramos perdido.

N

o es fácil obtener un trabajo decente cuando eres indocumentado. Ahora que mi esposo tiene su tarjeta de residencia, pudo obtener un número de 

 

A pesar de ser vergonzosos ante la cámara, estos clientes de I-601A quisieron compartir porque les encantó su experiencia con el programa del perdón provisional.

MI TURNO: Entrevístese con un abogado